«Regionalizar» las restricciones de viaje, una propuesta de España y Austria

De la misma manera que Austria, España espera que los países que son miembros de la Unión Europea lleguen a un acuerdo sobre las restricciones de viaje para que se impongan por las incidencias de la pandemia a nivel regional, en lugar de tomar en consideración la media nacional, dentro del marco de un plan con el que se busca coordinar de mejor manera las medidas. De esta forma lo explicó en Viena el secretario de Estado Juan González-Barba luego de mantener una reunión con la ministra austríaca para Europa, la conservadora Karoline Edtstadler.

Por su parte, el representante español trajo a colación la recomendación que fue aprobada en días recientes por el Consejo de Asuntos Generales de la UE en referencia a la coordinación de las medidas para frenar la propagación del coronavirus, a las que calificó como «un documento importante» en donde se prevé el compromiso de «mantener las fronteras abiertas».

«Íbamos a tener además un enfoque (de incidencia) regional más que nacional para permitir que Estados de mayor territorio, como puede ser el caso de España, con la particularidad de los archipiélagos», para que éstos puedan ser valorados de acuerdo a la incidencia regional de la pandemia «y no por la media de la pandemia nacional». El objetivo se encuentra en «seguir permitiendo intercambios, viajes, visitas de turistas y otro tipo entre las distintas regiones», señaló.

A principios de mes, la UE acordó la creación de un mapa europeo en referencia a la situación de la pandemia, el mismo se publico a manos del Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés), a fin de coordinar la restricción de movimientos en la UE, para reflejar la situación a traves de un esquema de color tipo «semáforo», con el rojo indicando un riesgo alto de contagio.

No obstante, Austria decidió abstenerse durante la votación de dicha medida debido a que exige que la evaluación sea realizada por regiones y no por países. La idea, en todo caso, es que se permitan los viajes sin restricciones entre los lugares «verdes», es decir, de bajo riesgo, aunque no existe un acuerdo en referencia a las medidas a imponer en los territorios naranjas (riesgo medio) y rojos.

De acuerdo a González-Barba, también «existe el propósito de que, en la medida de lo posible, las limitaciones por razón de la incidencia de la pandemia no sean tanto a través de cuarentena sino a través de test». En tal sentido, el secretario de Estado puedo agradecer «mucho» a Austria por el hecho de haber adoptado «desde el principio un enfoque regional» con España, sin haber incluido «nunca a las Islas Canarias en la lista de territorios sometidos a cuarentena».

Además también precisó que, para España, «lo que se está intentando hacer» no se trata solamente de que no haya restricciones para las regiones con una incidencia menor a 50 por 100.000 habitantes, como en la actualidad lo son las Islas Canarias, sino que también sea posible permitir los viajes en las zonas naranjas.