Los cinco mejores destinos turísticos de España

Nada es más importante que ir a los orígenes de algún lugar para conocer las maravillas que este representa. Uno de ellos es España, una tierra de tradición y tesoros monumentales. Cada año millones de personas de todo el mundo la visitan. Lo mismo ocurre con las semillas regulares de marihuana, cultivar una planta a partir de ellas brindará grandes beneficios si se desea incursionar en este arte milenario. 

Si es la primera vez que se viaja a dicho país, se recomiendan cinco de los destinos turísticos que cuentan con más historia, belleza extraordinaria y que se encuentran al alcance de todos.

Sagrada Familia en Barcelona

Ubicada en el centro de la ciudad de Barcelona, esta joya arquitectónica del artista Gaudí, recibe cerca de cuatro millones y medios de visitantes todos los años, lo que representa tres veces más de la población de la ciudad. El proyecto que aún se mantiene en construcción, se inició en el año 1882, cuenta con un estilo modernista y posee en la planta de la iglesia una cruz latina. Así mismo, cuenta con siete capillas y cinco naves centrales. Otra de las características de esta obra de arte, es que tiene tres fachadas dedicadas al cristianismo.

Al finalizar su construcción contará con dieciocho torres superiores, de las cuales doce serán para los apóstoles, cuatro destinadas a los evangelistas, una para la Virgen María y la última para Jesús. La altura total del templo será de 172,5 metros.

Alhambra en Granada

Conocida como la ciudad palacio, se encuentra ubicada en Granada, Andalucía. Fue construida durante el periodo de la incursión árabe en la península ibérica, siendo la residencia del monarca del Reino Nazarí de Granada. De acuerdo a los destinos más visitados de toda España, ocupa el segundo lugar después de la Sagrada Familia recibiendo cerca de tres millones de turistas por año.

Está situada en la colina de la Sabika, que representa uno de los sitios más elevados de toda Granada. Se construyó en dicha zona, ya que representaba una situación estratégica para la defensa.

Una de las características que lo catalogan como destino turístico, es la belleza del patio de los Leones o el patio de los Arrayanes, así mismo la excepcional belleza de la Sala de los Abencerrajes y de sus jardines. No se pueden olvidar hacer su mejor fotografía en el mirador de San Nicolás.

La Mezquita en Córdoba

Otro de los destinos más visitados en la región de Andalucía lo representa la Mezquita-Catedral de Córdoba. Su construcción se inició en el siglo VII, y por muchos años fue considerada la segunda mezquita más grande del mundo después de La Meca, siendo superada en el año 1588 por la Mezquita Azul de Estambul.

Considerada otra de las grandes joyas del arte musulmán que en la actualidad se conservan en España, se caracteriza por sus impresionantes arcos y sus columnas que sirven de sostén a la estructura. Fue declarada patrimonio cultural de la humanidad  y cada año recibe en promedio cerca de dos millones de turistas. 

La Catedral de Santiago de Compostela

Ubicada en la ciudad del mismo nombre, en la provincia de la Coruña. Según los lugareños de la ciudad, se dice que en esta catedral reposan los restos del Apóstol Santiago, razón por la cual se ha convertido en una ciudad de peregrinación utilizando el Camino de Santiago. En el año 1985 la UNESCO declaró a la catedral y su entorno como patrimonio de la humanidad. Todos los años recibe multitud de turistas entre creyentes y personas que se sienten atraídas por su cautivadora belleza.

Acueducto de Segovia

Es uno de los monumentos del imperio romano más antiguos de España, ya que su construcción se ubica en la historia durante el siglo II d.C., en el periodo del reinado del emperador Trajano. 

Su construcción se debió a que permitía el suministro de agua para la ciudad desde el manantial de la Fuenfría. En la actualidad se encuentra en perfecto estado de conservación y consta de 167 arcos que se distribuyen en dos órdenes. Una de las características de esta monumental obra de ingeniería es que sus piedras están situadas una sobre las otras sin ningún tipo de argamasa que les una.