Influencia del turismo en las tarifas de luz

Los hoteles requieren de un suministro de energía netamente proporcional a las instalaciones disponibles, así como en los servicios ofrecidos en cada instalación. Del mismo modo, es importante hacer un estudio de donde se ubica el mayor consumo de energía, lo que permitirá establecer el precio luz gasnatural y otros aspectos necesarios para un funcionamiento óptimo en el servicio. El gasto más significativo en dicho sector en cuanto a energía, proviene de la iluminación, la climatizacion y la maquinaria, aunque ésta última sólo aplica en los centros hoteleros y aun cuando las circunstancias de los hoteles son diferentes, muchas veces las ideas y soluciones que se ofrecen para una mejor gestión energética, podrían ser similares para la gran mayoría.

Con un correcto seguimiento y control energético, el consumo de un hotel puede significar un 25% de ahorro en su factura. Hay que recordar que un mayor consumo de energía no significa una mejor prestación de los servicios, así como tampoco una mayor satisfacción para los clientes.

En este sentido, el sector hotelero debe hacer un esfuerzo para encontrar un equilibrio que garantice un bajo consumo energético pero con un óptimo servicio  para los huéspedes. Una de las mejores formas para conseguirlo es optimizando las facturas y las instalaciones del mismo. Para mejorar las tarifas, se deben revisar todos los contratos de electricidad, energía, gas, agua y demás para identificar los posibles conceptos susceptibles al ahorro.

El sector hotelero se ha convertido en uno de los pilares principales en cuanto a la economía se refiere, de numerosos países como España, donde representa un 11% del ingreso económico y que por ende se traduce en 124.000 millones de euros al año en vías de aumento.

Para quienes no forman parte de estas actividades, puede ser difícil imaginar cuánta electricidad consume un hotel en un mes. Estas necesidades energéticas son muy similares a las que tenemos en los hogares, aunque en estos casos resultan más elevadas por los espacios y la cantidad de actividades que allí se realizan. Según diferentes estudios, el 23,6% del consumo energético de los alojamientos turísticos tiene su origen en la necesidad de proporcionar agua caliente sanitaria en las instalaciones, mientras que 18,7% está dedicado a la refrigeración y 18,3% para la calefacción.

Estos estudios buscan concientizar a los empresarios del sector hotelero, sobre la importancia de un consumo responsable de la energía, así mismo  del ahorro eléctrico. Para un ahorro energético en los hoteles, se recomienda a estas instituciones un estudio de áreas y del consumo de las mismas, donde se pueda diagnosticar cuáles de ellas consumen más energía de lo requerido y cómo se puede conseguir un adecuado ahorro y funcionamiento energético.

Es recomendable implementar el uso de las bombillas LED, pues brindan un ahorro de hasta 80% en comparación con otras bombillas. Además este tipo de iluminación no irradia partículas tóxicas. Por otro lado, sin importar si es invierno o verano, desarrollar un plan para el ahorro en cuanto a los sistemas de climatización. Se debe contar con equipos eficientes y así mismo, acondicionar las salas de los hoteles para que tengan un mejor aislamiento térmico para lo que se recomienda instalar puertas giratorias o automáticas, ya que mantienen la temperatura interior estable.