Generadores eléctricos marinos y su uso en el turismo

La mayoría de las embarcaciones dedicadas al turismo poseen generadores eléctricos marinos capaces de proporcionar energía a todos los sistemas del barco, este aparato no es vital para el funcionamiento de un pequeño buque que hace paseos turísticos, pero sí es bastante útil en diversas circunstancias, como por ejemplo: para el apagado de los motores principales o cuando no es posible atracar dentro de un puerto, por lo cual figura como una fuente de energía alternativa para el ahorro de batería, además consume menos combustible que los motores principales utilizados por la embarcación.

El sistema del generador eléctrico es el mismo que el que usan los coches, pero cuando se trata de los buques estos utilizan diésel o gasolina como fuente principal de energía en la producción de electricidad. Sin embargo, entre ellos cada vez son más populares los generadores solares, eólicos o mixtos, quienes utilizan combustible de forma auxiliar. Habitualmente los generadores eléctricos suelen instalarse en la misma sección donde se encuentran los generadores de energía, de esta manera no es necesario crear depósitos de combustible separados.

Entre ellos los generadores que emplean hidrógeno como principal combustible son uno de los más demandados, ya que tiene gran eficiencia además de que no son tóxicos para el medio ambiente. Esta clase de generadores necesitan de una instalación especial, para que posean sus propios tanques de combustible, por lo tanto es necesario contar con más espacio.

Estos aparatos se encuentran en el mercado en todos los tamaños, pero la forma en que son clasificados es por su potencia en kilovatios (kw), correspondiente a la corriente eléctrica producida. Todas las embarcaciones pequeñas dedicadas al turismo pueden ser cubiertas con un generador de tamaño pequeño capaz de producir solo 3 kw. Por su parte otros buques de mayor tamaño como barcos de pesca, yates de lujo, ferries, transbordadores o barcos utilizados para excursiones de turistas, necesitan de generadores capaces de proveer 25 kw de potencia.

Al momento de decidir la capacidad del generador eléctrico necesario para instalar en el barco, es necesario sumar la potencia que se requiere para el funcionamiento general del mismo, aunque es cierto que todos no trabajan a la vez pero se tiene que tomar en cuenta el máximo de potencia para aquellas situaciones de emergencia.

Estos generadores marinos se diferencian de los residenciales o industriales, porque están diseñados para soportar condiciones de humedad y corrosión, propiciadas por el constante contacto con el ambiente marino.  La mayoría de los generadores no necesitan de un sistema de refrigeración incorporado al generador, ya que ellos se pueden enfriar por medio de un sistema hidráulico que permite la circulación del agua marina a través del generador, manteniéndolo siempre en óptimas condiciones. Esta es una cualidad aprovechada al máximo por el turismo marino, ya que dichos buques son sometidos a largas jornadas diarias que en otras condiciones puede afectar al motor del barco. Sin duda aquellos que se dedican al turismo en buque, necesitan uno de estos aparatos para garantizar la eficiencia.